Mirar sin ver

Estaba ahí,

en la punta de mi nariz.

Siempre lo busqué en el horizonte

afinando la vista,

debajo de cada piedra,

en las sombras,

bajo el mar…

Y estaba tan a simple vista,

tan cerca…

que agudizando los sentidos

lo nublé,

miré a través,

lo ignoré.

Recién empecé a notarlo

cuando fue alejándose.

Lo vi con nitidez

cuando estuvo bien lejos

y caí en la cuenta

de mi suerte

Cuando lo perdí de vista…

Al menos el mundo gira y todo vuelve a empezar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s