Al oído

Puedo prescindir de todo menos de tu voz

No dejes de hablarme

Cuéntame que has hecho

Que haremos

Que estamos haciendo

Habla sin pensar en lo que dices

Sin pensar en lo que haces

Cuéntame que haces

Cuéntame que me haces

Puedo olvidarme de todo menos de tu voz

Que en la oscuridad me envuelve

Me abraza

Me recorre

Necesito tu sonido para emprender el día

Para emprender la vida

Para regresar a él

A vos

A ese lugar en el que solo existimos nosotros

y un silencio mágico…conversado

donde tus palabras se vuelven música

y escapan de tus labios

y ya no te pertenecen

porque se hacen mías y de nadie

y se anudan en mi garganta

No dejes de hablarme

Y cuéntame la vida

que sabe mejor de tus labios

Inventa esta historia

la nuestra

Que te escucho… te siento

te creo

Que yo te amo cuando me hablas.

Anuncios